sábado, 8 de mayo de 2010

Minutos

Quiero ser mejor persona, que cada obstáculo me ayude a mejorar. Cada piedra que sorteo que no sea una equivocación, que sea un escalón para seguir ascendiendo.
Confieso que he pecado. Y me arrepiento. Porque yo no soy cualquier persona, aunque haya algunos empeñados en confundirme. Yo no soy de este mundo, no encajo, no estoy hecha para vivir la realidad. Soñar siempre ha sido gratis.
Subiré cada peldaño de la torre de marfil y volveré a tener vista de pájaro. Sólo espero que haya alguien que nunca me suelte.
No quiero hacerte daño, nunca he querido. No quiero ir al infierno.
Es hora de volver a empezar, mi reloj está roto, pero lo sé.

1 comentario:

Agustín Ostos Robina dijo...

Afortunadamente, muchos nos sentimos igual, solo que estamos esparcidos por el mundo.

Un saludo