jueves, 27 de mayo de 2010

Opio

No puedo abandonarme y perderme en la selva oscura de Dante.
Por ahí tiene que haber algún Virgilio para mi, que me ayude a superar este infierno.



5 comentarios:

"Aquel chico..." dijo...

No confiéis en el opio.

Ilusos, no existen los bypass de la realidad. Si el problema está, ahí quedará esperando a que tú -y nadie más que tú- venga a solucionarlo.

Los opios te evaden, pero cuando aterrizas, vuelves al mismo lugar de partida, el problema te recibe con una sonrisa pícara preguntándote por qué anoche no viniste a dormir.

¿Y qué es lo mejor de todo? Que mientras esnifabas ausencia, el tiempo se empeña en no devolverte todo aquello que te metes por la nariz.

Conclusión: Eh! Aquí estoy yo, aquí estás tú, para hacer frente a lo que hoy es un infierno y mañana es una anécdota risueña. Y la clave es que mañana sea MAÑANA, 28 de mayo, y no sea un mañana metafórico.

Encárate a él y si pierdes llora, sino sigue hasta el siguiente peaje.



P.D.: Tus dibujos empiezan a preocuparme...

=)

"Aquel chico..." dijo...

Intento ayudar pero no con los ánimos de lata de conservas, esos que destapas y los sirves esperando a que tú lo calientes al microondas y adentro.

Me gusta darle una vuelta más y que lo veas como hay que verlo, sin conformarte con los típicos: "Venga, no pasa nada, mucho ánimo".

En fin, lo dicho.

Y sí, tus dibujos muestran a hombres "cuelliabiertos" en actitudes poco normales o protocolarias.

¬¬

la chica de las biscotelas dijo...

qué bueno! y el dibujo me encanta!

Casiopea dijo...

A mí también me encanta el dibujo... no sabía que lo hacías de forma tan extraordinaria...

◊ Dissortat ◊ dijo...

Hay infiernos de los que no salimos porque no queremos seguir a ningún Virgilio, aunque se empeñe en que le acompañemos. Hay infiernos que son mejores que cualquier cielo.

Y el dibujo... tan bello