domingo, 23 de mayo de 2010

Respirar

Maldito devenir del tiempo. Cuando lo disfrutas apenas existe, pero el día que te aburres quiere hacerte vivir como un caracol, como una tortuga anciana y una hora se hace más larga que tres.
Mi madre cada día se parece más a mi abuela y yo cada vez más a mi madre.
Antes moría por que llegase el fin de semana, ahora vivo por que lleguen los lunes.
Menos mal que ya casi es verano, que he descubierto que no me he quedado sola y que hoy no está lloviendo.
Menos mal que no vivo unos mil kilómetros más al norte, tengo ganas de que suba la marea en la playa de Madrid.
Las canciones que escuche hoy siempre me recordarán este momento. Menos mal que un día decidí escuchar a las golondrinas.
Está claro que las golondrinas me están salvando la vida. Ahora salen a comer y les debo un buen cuenco de alpiste.

3 comentarios:

la chica de las biscotelas dijo...

ayer conocí a un chico que lleva tatuada una golondrina en el brazo... te lo haré llegar! ;)

"Aquel chico..." dijo...

"Te he dejado en el sillón
Las pinturas y una historia en blanco
No hay principio ni final
Sólo lo que quieras ir contando.

...y al respirar
intenta ser quien ponga el aire
que al inhalar
te traiga el mundo de esta parte"

Anónimo dijo...

Mi canción preferida de Vestusta Morla. Me flipa!!!