domingo, 30 de mayo de 2010

Responsabilidad

Estamos acostumbrados a que todo nos salga bien en la vida, a tener suerte, a desear algo y tenerlo. Hemos nacido con una flor en el culo.
Que se lo digan a las madres acostumbradas a que mueran sus hijos, que se lo digan a los hombres acostumbrados a que violen a sus mujeres, que se lo digan a las familias acostumbradas a reconstruir sus chabolas y a que se pudran sus cosechas.
Entonces veremos quién ríe el último, quién decide si la vida es justa y quién tiene el deber de ser feliz.
No hay protestas que valgan. Ésto no es nada.

6 comentarios:

la chica de las biscotelas dijo...

totalmente de acuerdo meme, aunque hace tiempo descubrí que tambien hay que permitirse quejarse de vez en cuando, aunque sea en la intimidad y sin perder la perspectiva...

InfusionDeLotoNegro dijo...

La verdad es que si, que parece que aun conservamos esos quejidos sin sentido más propios de primates que de seres evolucionados.
Quizás la ley de la selección natural no ejerció todo su poder con nosotros, un organismo demasiado errático para sus planes.

Un placer pasar por aquí…

Saludos

antonio dijo...

Nadie dijo que esto era un camino de rosas.
A PARTE DE ESCRIBIR BIEN, TOCAS TEMAS QUE DUELEN Y MUCHO.
saludos.

Anna dijo...

Te doy la razón, pero en ocasiones esa obligación, ese deber de ser felices puede generar un sentimiento de insatisfacción, de infelicidad.
Hay momentos en la vida en que el camino para hallar la felicidad se convierte en un auténtico laberinto.

Daniel Perea Serrano dijo...

y mientras más tenemos más queremos y más nos quejamos, es lo que hay con esta raza

Igor dijo...

¡Uf! Qué duro.