viernes, 25 de junio de 2010

Desvarios

Sigue habiendo guardadas muchas "primeras veces" para mi. Volver sola, de cualquier parte, es nuevo en mi vida. Por lo general, es mi primera vez de sentirme sola. Soy demasiado yo para mi misma, no puedo soportar ser tan consciente de mi cuerpo, de mi mente detrás de mis ojos; estoy tan distanciada de los demás que ahora somos yo y el mundo. Egocentrismo odioso, horrible, asqueroso.
Llevo enamorada desde que tengo uso de razón. De una persona a otra, sin escaleras, en línea recta, sin baches, sin procesos. Y ahora es la primera vez que no encuentro a alguien a quien amar, me he quedado en blanco. Las mariposas de mi estómago han retrocedido a crisálidas.
Cualquiera en la calle puede ser el siguiente, a cualquier desconocido me ofrecería, pero no, no es nadie. Sólo hay ansia en lo que veo, ganas de gozarla, de comer bocas y otras cosas con mi mente depravada. El mundo está vacío. Egocentrismo superfluo, intenso, propio, terrible.
Si alguien quiere amarme que me pare los pies, que avise con voz audible, antes de que pueda cometer alguna imprudencia sin razonar, alguna locura sin cariño.
La ciudad se está limpiando de nuestras presencias y vuelve a lo que fue antes de que nosotros naciéramos, a lo que seguirá siendo cuando muramos. Tormenta ecléctica, de ideas.
Y es que hay que aprender a decir y a entender lo que significa "nunca más".
Ya no tengo miedo de que me parta un rayo y que me parta un rayo si miento.

6 comentarios:

el arte de sentir dijo...

Enorme reflexión, ¿que cojones le está pasando al mundo? Yo también lo encuentro vacio, gris...Por suerte, esperemos, dentro de nada haya de nuevo un primera vez...

Que ganas tengo de que hagan revoluciones en mi piel
Un beso

InfusionDeLotoNegro dijo...

Por favor, permíteme ser grosero, pero esto es OTRA PUTA MARAVILLA.
Hay tantas cosas que me han gustado, que no si decir que me gusta.

Solo puedo decir (y así intento enmendar mi mal lenguaje inicial) que muchas gracias por enseñarnos esto.

Muchísimas gracias… (Escribiendo así no me extrañaría lo mas mínimo que alguien que no sea un cualquiera por la calle, se diera cuenta de que tiene que romper los capullos de tus mariposas, si no es así, debería serlo).

"Aquel chico..." dijo...

"Soy demasiado yo para mi misma"

Si lo hubiese leído dentro de 5 años y me dices que lo he escrito yo, me lo creo.

Me ha encantado esa expresión, me parece cercana, humana, fácil de empatizar.

Un beso.

P.D.: ¿De verdad que nunca más? Seguro que alguna vez sí...

Igor dijo...

Egocentrismo o... Cambio de piel. Decía un escritor libanés que cada diez años debemos reeinventarnos. Igual estás en eso.
Por cierto, hermoso y muy poética la referencia a la ciudad, que se vacía y vuelve a ser lo que fue antes, intemporal.
Tormentas eléctricas. Bienvenidas.

NÓMADA dijo...

Ay... yo soy siempre el caso contrario. Y aún así, outsider. La soledad no es mala, y a veces son tan necesarios los nunca más...

la otra faraona dijo...

dios es genial!!! sabes que tarde o temprano tendrás esas mariposas, esos animales siempre renacen :) mientras tanto estaré a tu lado, espero no ser muy pesada XD