miércoles, 23 de junio de 2010

Fortuna

Pensaba que era buena camaleónica, pero qué va, soy nefasta augusta. Nadie se cree lo que dice mi cara, escarban en mi interior como si fuese de arenisca, de barro, de tierra maleable y entienden lo que late en el subsuelo mejor que yo misma. Me dejé el sótano abierto y por lo visto todos se orientan en la oscuridad, todos comprenden y se compadecen de mi.
Han vivido ya lo que yo vivo en presente, todos saben las respuestas, yo llego siempre la última. Pero sólo quiero chocar contra las paredes y llenarme de cal, comer tierra como Rebeca Buendía.
Pensaba que el dolor ennoblece, pero los títulos nobiliarios ya no valen nada.
La luz la llevan las personas y hay veces que me ofrecen tanta que no puedo imaginar la sombra en la que me he convertido. Tengo una abuela que no es mi abuela, cuatro padres y cuatro hermanos. El nexo de sangre no es necesario. Los títulos nobiliarios ya no son hereditarios.
Pensaba que era diferente al resto, pero nunca he dejado de ser una humana de mi raza, una copia de generaciones, que camina y no vuela. Las estrellas son indiferentes.

Autorretrato en grafito

7 comentarios:

Igor dijo...

Bueno, vaya texto. Y el dibujo, el auto, ni qué decir. Impresionante. La que sabe, sabe.
Comentar que yo he llegado a la misma conclusión. "Una raya en el mar", que decía Manu Chau.
Saludos.

el arte de sentir dijo...

El ser humano es sencillo... solo sigue una cadena de causalidad, pero solo hay pocas personas capaces de ver los subsuelos, esas que no miran su propio ombligo...
En cuanto las respuestas por mucho que se asemejen nunca son las mismas, y eso hace del asunto a parte de impredecible algo misterioso...
"Pensaba que el dolor ennoblece, pero los títulos nobiliarios ya no valen nada! Muy bueno.
Pero pese a todo te guste o no, eres diferente al resto, es imposible que tu cadena de causalidad (o de casualidad) sea la misma que la de los demás, los efectos colaterales, y las consecuencias son diferentes para todos, así de caprichosa es la vida...
Muy buen texto, y genial autorretrato

Anna dijo...

Impresionante escrito. Todos nos creemos diferentes al resto en múltiples ocasiones.

la chica de las biscotelas dijo...

es una de las mejores entratadas que te he leido!

te enlazo ahora otra de golondrinas...
por cierto el susodicho, que no sé si contactó contigo se va a (Jonkón)...

InfusionDeLotoNegro dijo...

El mejor texto desde que conozco este blog…
Muchísimas gracias.

Pensaba que el dolor ennoblece, pero los títulos nobiliarios ya no valen nada.
La luz la llevan las personas y hay veces que me ofrecen tanta que no puedo imaginar la sombra en la que me he convertido. (ENORME)

"Aquel chico..." dijo...

Hoy es un buen día, meme.

Hoy me ha parecido solemne entrar en tu blog y ahogarme en un escalofrío que sólo me trepa cuando se me colapsan los 5 sentidos a la vez:

Vista. Espectacular autorretrato.
Oído. Volver a mi patria.
Gusto. Sabor a ti.
Olfato. Cercanía y recuerdos.
Tacto. Tacto.


P.D.: Pero no todo puede ser tan perfecto, si bien sabrás que hemos coincidido en canción de blog esta semana, tengo que decirte que este precioso tango de Carlos Gardel (que me hace llorar) está mejor interpretado por Calamaro que por Estrella.

:P

Beso.

Golfo dijo...

Llegar tarde es una impresión que he tenido a menudo... así aprendí a apreciar ese ambiente de final de fiesta en la tarde Mediterranea. ) de la ncohe. Todos recojen y se marchan, ...entonces empieza mi tiempo.
Je n'aime pas les gens
mais j'aim bien la vie.
Y es esto lo que me salva, esta complicidad solitaria.
Me gustan tus dibujos.