martes, 8 de junio de 2010

Virgilio y Homero

Mañana a la 1 volveré a volar hacia Eneas y Ulises.
Tengo las alas preparadas para volar raso sobre el mar.
Dejaré mi huella en el Partenón y allí quedará por los siglos de los siglos.
Este será un viaje de expiación.
Lo sé, ¡me tenéis envidia!

2 comentarios:

Daniel Perea Serrano dijo...

Este texto me recuerda al coro del teatro clásico, con el me he criao, me gusta

Igor dijo...

Yo sí tengo envidia, sea un viaje material o metafórico. "Volar raso sobre el mar" ¡Quién pudiera!!