sábado, 31 de julio de 2010

Infusiones

Me están diciendo que me contenga, los grillos intelectuales de mi conciencia. Pero si de sinceridad va la cosa, tengo que confesar que me muero por comerte la boca y hacer que tú te comas mi lengua. Pero no la boca que tienes en la cara, ni ninguna boca que se vea, si no esa que tienes detrás del ombligo y esa otra que tienes detrás de los ojos. Y mi boca también te la puedes comer si te apetece, la que tengo en la frente y muy profunda y si estás excitado te puedo follar la mente y todos tus recuerdos y lamer las cosas que piensas y masturbar tus creencias. La palabra follar sólo indica la violencia con la que lo haría, porque las ansias de despojarte ya son irrefrenables, aunque no quiere decir que no lo hiciera con cariño ni que "hacer el amor" sean palabras tabú. El descaro y el desgarro. Cabalgarte la psique sería algo lascivo, pero limpio, carnal y humano, algo letal, sería algo muy romántico, como un huracán en el mar, como un terremoto en Turquía. Te llevaré a más orgasmos de los que puedas soportar, te desmembraré a mordiscos y tu sangre será como eyacular y yo me la beberé, litros y litros, para aprender a sobrevivir. Y mientras te diré muchas cosas, con los ojos y con la boca y ladearé una mejilla para que pierdas la cordura. Los gritos de tu clímax despertarán a los vecinos y yo me reiré de ellos porque no saben cómo chuparte el corazón hasta la convulsión, hasta el espasmo. Y estas manos que han penetrado en mi misma, penetrarán en tu alma y con los trozos de tus órganos donados me reconstruiré. Te puedes beber mi sudor y respirar mis suspiros y si quieres mi nuca te la llevas, mi clavícula y mi omóplato, mi espalda te la regalo para que no olvides lo que has abrazado y si quieres mis ojos, en un plato te los doy, para que no creas que todo lo bueno me lo llevo yo. Todo mi pelo es para ti. Y si yo sigo siendo yo, será gracias a ti. Porque me has ganado, me rindo. Porque tú eres Meme y yo soy la mediocre que ansía encontrar la escalera de tu columna para llegar a ese nivel en el que estás tú. Eres un cometa, de los que pasan cada dos mil años.
A mi tu físico no me importa, sólo quiero tu cerebro, para besarlo hasta morir.
Mi corazón palpita como el de un ratón en una trampa. Pero por favor, no abras la verja. Tú eres el encantador de las bestias.

9 comentarios:

Anna dijo...

Eres impresionante, me dejas sin palabras.

"Aquel chico..." dijo...

Me la pones dura.

Tan dura que atrofias el músculo de la envidia llegando a tocarme el nervio óptico que no quiere leerte nunca más.

Salido. Eres un salido.

Ciego. Eres un ciego.


I'm back... are you?

InfusionDeLotoNegro dijo...

Booom (Onomatopéyico texto Meme, uno se siente anatómicamente desnudo ante la deflagración)
Aparte…
Es una gran sensación poder leer, que puedes seguir siendo Meme.
(No debería ser de otra forma)


Aletean los pingüinos con alas de mariposa, en un precioso lienzo de atardecer polar.

sandocan en bicicleta dijo...

coincido con el primr comentario!
me dejas sin palabras.

de pie!

un saludo desde la lejania.

moreiras dijo...

Impresionante, lo mejor que he leído desde hace mucho, mucho tiempo.
La estela crece y crece, y nosotros somos testigos. Habrá de llegar lejos, definitivamente.
Enhorabuena por tus palabras Meme.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El encantador de bestias, suele ser tambieén una bestia... Todos tenemos ese algo animal e irracinal....


Saludos y un abrazo.

Gabrielle Dupré dijo...

Somos animales.... pero la bestialidad nos hace la diferencia... mezclas varias cositas Meme... escribes MUYYYYYYYYYYYYYYYYYY bien...

No sólo tomas fotos de impacto, eres una gran artista, sensible y única.

Un beso.

Los comentarios de "Aquel chico" y de "Infusión", son excelsos.... jajajjaja vaya par!

Vagamundo dijo...

Nada como desenfrenar las pasiones, desatar el deseo.. nada como sentir que se hace realidad, nada como estar suspendidos en un limbo y no saber si creérselo o no.
Y.. sí, follar más o menos todo sabemos hacerlo: follar el cerebro, es tarea más ardua.

la chica de las biscotelas dijo...

aveces me sorprendes con textos soberbios! bravo!