sábado, 7 de mayo de 2011

Vencejos, no golondrinas

Te miran con distancia, con esa distancia corta de saber que se puede mirar a través de ti. Te han traspasado de tanto saberte, has llegado a ser parte del paisaje, de tan común, pero no de vulgar. Conociéndose tus tics, otros dejan de mirarlos; se te hacen transparentes las manos predecibles y dices hondo y dices libre pero prefieren mirarse las manos y beber cerveza.
Mientras, yo te estoy mirando. Y te miro como de primeras y no te recuerdo. Y no hay nada más preciso ni medido, no hay nada más puntual que mi vista en ti. Te tengo objetivamente enfocado, sin profundidad de campo; tengo tu boca en mis ojos y dices hondo y dices libre y llevaré esas palabras arraigadas en imagen latente. Tengo el documento gráfico de tu existencia, todo construido de quimeras y vórtices del aire que te compacta. No hay nada más real en mis creencias que lo que ya he visto. Y vuelve, que te has ido de ti.
Vuelve y mírame tú y descúbrete dentro. Y mira este nervio que me puntúa el labio y como aprieto mis manos sin beber y cómo aún así, no aparto las almendras. Y date cuenta de los ojos que te miran vacío y como yo te encuentro lleno, tan pleno que estallarás. Y quiéreme por ello.
¿No lo ves? Hay vencejos volando en la oscuridad y mientras vuelan, duermen. Y si lo ves, no te lo crees.

7 comentarios:

la chica del ático dijo...

tengo tu boca en mis ojos y dices hondo y dices libre y llevaré esas palabras arraigadas en imagen latente.

un placer leerla, camarada ;)

Igor dijo...

Debería llamarse la entrada en el vórtice o en el huracán.
El otro. El amado. El misterio.
¿Logras verle, logra verte? aaa.
Saludos.

El soñador dijo...

Joder, me encanta tu blog, escribes bien, me pasaré más por aquí.
te dejo mi blog, por si te interesa que también escribo mucho http://elladooscurodeyoda.blogspot.com/

Golfo dijo...

Estais pesadillos con los de los vencejos... Voy a tener que editar aquel post de las golondrinas me ponen a mil.

Los vencejos me ponen a mil.

Es que no suena igual, para nada.

Alguien que me mirara y que me viera tanto me asustaría un poco. Me fascinaría también.

Agustín Ostos Robina dijo...

Siento que el protagonista es alguien que está siendo retratado. ¡Es la sensación que me da, al menos!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Tardecita de sábado, y esto parece que vuelte a funcionar. Siempre un placer volver por aquí.

Saludos y un abrazo.

Chus A. dijo...

Los vencejos, Meme, siempre los vencejos..