martes, 21 de junio de 2011

Dinamitera

Cómo disfruto con el reventar del cristal contra el suelo; cómo me estalla por dentro el craquelar del vidrio en mil estrellas, el sonido blanco y espontáneo que me lleva al éxtasis. Qué gozo el de destruir, la fuerza del arrasar.  Rompo un vaso para tener un orgasmo.
Voy a partirte las piernas a fuerza de jinete. De una palmada voy a pararte los pulmones en un impás para ver la muerte. Te apretaré las costillas contra la pared hasta el chasquido y te voy a morder, a morder hasta que sangres.
Cuando me enfado, me calma reventar vasos. Cuando me veas enfadada, desearás que te reviente con esa excitación; en gritos me pedirás que te rompa aún más cosas. Soy una pasionaria.

3 comentarios:

Igor dijo...

Meme. Que ya no sé qué decir. Que estos fragmentos poéticos, locos, literarios tuyos me ponenen en órbita.
Sabes, voy a aprender algo de ti. Ser más libre al escribir. Toda una lección, Meme.
Me doy cuenta con esos vasos que explotan y ese deseo que se desparrama.
Saludos.

Chus A. dijo...

Se nota que se nos arrima la verbena ... huele a pólvora, Meme.

Agustín Ostos Robina dijo...

Desde luego.

Yo solo digo que abruptos son los senderos que conducen a nuestros adentros. Nada más.

El resto, Elegía.