domingo, 28 de agosto de 2011

Ochenta por ciento de agua

La cabeza sobre el resto de cabezas, la mirada por encima. Arriba en la superficie de sudor y alientos calientes.
Revientan las olas, las explosiones sobre el pecho, del ritmo que no para. El latido acelerado de bailar como si no hubiera un mañana. La envolvencia permanente de lo ensordecedor que pervierte, transporta, abduce y solo te mueve, te mueve, sin sentido te mueve. Y el sudor que inunda el suelo y que huele a humano, huele bien, a pecho, espalda, humedad y salitre en las nucas. El pelo empapado. Las mejillas en mis mejillas, sudores en sudores y en pechos y espaldas y en las manos sobre los brazos y brazos sobre los hombros. Y cada vez más ganas de subir para sentir ese calor entre las piernas. Y estas vivo, sobre las cabezas y sus ojos miran cómo vives más que ellos.

9 comentarios:

la chica del ático dijo...

me alegro de que pasaras una buena noche, artista :)

Igor dijo...

¿una disco? ¿una fiesta? En cualquier caso, me quedo con ese frenseí transmutado en palabras. Me huelo algo más, pero no soy capaz de captarlo.
Saludos.

la chica del ático dijo...

si es que al final no dejamos de ser voces con rutinas y sensaciones prácticamente idénticas.

José Antonio del Pozo dijo...

sudor sin sangre, sudor sin lágrimas, sudor por sudor, el olor del amor.
Saludos blogueros

Agustín Ostos Robina dijo...

Si es que hay gente que intenta describir y, luego, está Meme :)

Kristel dijo...

bailar y vivir como si no hubiera un mañana...
besos de septiembre

La sonrisa de Hiperión dijo...

El agua siempre nos da aliento, esté o no dentro nuestra.

Saludos y buena tarde de jueves.

sandocan en bicicleta dijo...

definitivamente -y cuando digo definitivamente, es porque quiero resaltarlo (y que sea evidente)-, uno de los mejores texto que he leido en un largo tiempo.
pude sumergirme completamente en tus palabras. y de alguna forma me senti parte. tal vez porque estuve en ese punto de la existencia.

exquisito.

un saludo grande desde la lejania.

DANI dijo...

Madre, que intensidad le has dado al texto, he acabado agotado ja ja ja

Besazos sudorosos :)