martes, 15 de noviembre de 2011

Salgamos a volar, querida mía, con una golondrina en el motor

tienes una mirada muy bonita
es dulce, es confiada y hasta cierto punto resignada, me refiero, aguantas lo que te echen
algo inocente, aunque te das cuenta de las cosas
es una mirada despierta
aunque lo mejor que tiene tu mirada es que es una mirada que ve lo mejor de las cosas
porque tienes mucha sensibilidad

6 comentarios:

Vagamundo dijo...

Buena sarta de piropos.

Igor dijo...

Mmm. Miedo me das.
Por cierto, espero que estés guardando cosas para un almacén. Un almacén como, ¿un libro? ¿Te lo has planteado?
Besos.

Cris dijo...

Vaya maravilla de ojos, no? Debe estar muy bien tomarse un té (o un bitter:p) con esa persona...

la chica del ático dijo...

por eso muy amenudo uso gafas de sol.

DANI dijo...

Me encantan estas miradas sinceras, son tan pequeñitas y bonitas :)))

Besazos enormes

Agustín Ostos Robina dijo...

¿Otra vez tonteando con los versos? ¿Ya hera ora no? :)